Piel de toro

Lo de la piel de toro no lo he tenido claro nunca y ahora aún menos. No sé a quién se le ocurrió pero aquello tuvo un éxito inmerecido, como 50 sombras de grey.

Después de celebrarse las elecciones municipales y autonómicas, después de la borrachera de éxito y la euforia del cambio, yo no soy tan optimista como esos que creen que la regeneración está en marcha.

Piel-de-toro

Con todo lo que ha caído y sigue cayendo, entre los dos partidos enquistados en el poder desde hace muchos años, suman más del Resultados elecciones. El 48% restante se lo reparten entre unos 50 partidos y partidillos, que la mayoría de este tiempo tras las elecciones (y antes) han estado pastando. No hay errata.

Si lo que ha ocurrido en España (España sí, no “este país” como le gusta tanto decir a los que la palabra España les corroe la lengua) hubiese tenido lugar en países de “nuestro entorno”, otro término manido para referirse a países vecinos y compañeros de viaje hacia no sé donde, pongamos Francia, Reino Unido o Alemania, habría habido tsunamis, terremotos y se habría invertido el eje de los polos, pero aquí no.

España es el país donde los futbolistas defraudadores se encuentran a sus incondicionales en las puertas del juzgado, animándoles, cuando van a declarar. Igual que jalean a otros que son maltratadores machistas con cánticos desde la grada. El país de los que van a mostrarles su apoyo a las puertas de las cárceles a las folclóricas que han estado robando.  España es el país en que el libro más vendido es el de la princesa del pueblo, pero no Lady Di resucitada, sino la otra, la del pijama de tigresa. Podría seguir poniendo ejemplos, pero mis posts suelen ser cortos y no voy a cambiar ahora. Resumamos recordando que España es el país del “Vivan las caenas” y en el que Fernando VII fue “el deseado”.

No sé si soy pesimista por viejo o por leído, o por las dos cosas a la vez. Pero no tengo confianza ninguna. Si se presentan 119 alcaldes imputados a las elecciones y de ellos 89 las ganan ¿qué me va usted a contar?

Ahora, pese a todo, el PP y el PSOE son los partidos más votados con diferencia. Cuando vaya amainando la tormenta de los casos de corrupción, porque amainará; bien porque se vayan agotando los casos, aunque parece que hay más reservas que de petróleo, bien porque alguien, con toga o con pluma -de escribir- reciban instrucciones de no sacar más a la luz, bien porque la mordaza se extienda a todos los ámbitos, bien porque empiece el apocalipsis zombi… ¿Qué pasará entonces?

Hay una gente que tiene la memoria peor que la de Dory, el pececito de Buscando a Nemo. Y hay otra gente que sí tiene memoria pero, además, tiene unas tragaderas que parecen agujeros negros.

Vamos, que de piel de toro, nada. Es un país lanar.

 

Anuncios

3 comentarios sobre “Piel de toro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s